miércoles, 28 de mayo de 2014

Érase una vez... Una minicuentista en Disney


Normalmente no me resulta difícil escribir cuentos, para eso soy hija de la madre Cuentacuentos, pero hoy debo padecer el mal del escritor. El de la página en blanco. Supongo que será porque hoy no me siento Cuentista.

Hoy me siento tía. Hoy es el cumpleaños de Laura, mi sobrina, mi miniyo.

Laura es una fotocopia pequeñita de la Cuentista, un precioso bichito que hoy cumple 9 años rodeada por la magia de otros cuentos, de princesas con vestidos preciosos y largas melenas, está en Disneyland París.

FELICIDADES LAURA… disfruta muchísimo y guarda recuerdos para contármelos cuando nos veamos.

Hace dos veranos cogimos una bonita costumbre, vinieron a pasar unos días a la cabaña y por la noche cuando se iban a la cama, me acostaba un rato con mis dos Minicuentistas, uno a cada lado y les contaba un cuento. Al escribirlo acabo de darme cuenta… Sin querer me convertí por unos días en la madre Cuentacuentos, la que acostaba a sus dos hijitos con ella…

Los Minicuentistas siempre disfrutan oyendo mis cuentos, los mejores son los contados por fascículos, con aventuras distintas cada día. Pero ese año descubrimos que sus favoritos son los de las historias verdaderas, las travesuras que Pablo y yo (sobre todo yo) hacíamos cuando éramos pequeños. Nuestras historias.

Hoy no puedo ver su carita, su regalo es estar rodeada de cuentos y yo quiero regalarle uno. Uno que es una historia verdadera, entre ella y yo. He decidido buscar en el bolsillo de los recuerdos preciosos y he encontrado uno escondido durante 9 años.

Érase una vez una Minicuentista que se llamaba Laura y durmió por primera vez fuera de casa. Sus padres celebraban su aniversario de boda y decidieron salir a cenar a su restaurante favorito.
La primera noche como mujer independiente de Laura fue a los casi 5 meses de nacer y esa noche la pasamos juntas. La primera vez que se separó de sus padres fue para dormir a mi lado en la cama. Por la mañana al despertar y mirarnos me dedicó una de sus preciosas sonrisas, yo recogí el momento y me lo guardé en el bolsillo del que hoy lo he sacado para ella.

Sé que es un cuento muy breve, pero el recuerdo es muy grande y jamás se lo había contado. Te regalo mi recuerdo Laura. No olvides nunca que detrás de tus padres siempre estaré yo esperándote.

Te quiero Minicuentista.


Y colorín, colorado… ésta receta se ha acabado.

21 comentarios:

  1. ¡Nos vamos a París! A Laura le ha costado darse cuenta, teniendo en cuenta la hora que es.

    :-))

    ResponderEliminar
  2. Quiero fotos para ver su carita allí y ponerla aquí....

    Buen viaje y disfrutad de todo "a lo Cuentista".

    ResponderEliminar
  3. Hola tita, soy Laura, te quiero mucho y gracias por el cuento, me ha gustado mucho. Se me han saltado las lágrimas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que me gustas a mi Minicuentista.

      Pásalo muy bien en Disney, haz fotos y guarda todos los recuerdos que puedas, voy a querer que me cuentes todo el domingo.

      ¡¡Nunca vas a olvidar tu cumpleaños número nueve!! Estoy por coger el monopatín que siempre te digo que uses para venir de Madrid a Santander y acercarme a París para abrazarte muuuuuucho. Te quiero pequeña.

      FELICIDADES PEQUEÑA.

      Eliminar
  4. Gracias pequeña cuentista, luego hablamos, las lágrimas no me dejan continuar. Muchas gracias amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lágrimas? ¿Tan mala fue vuestra cena de aniversario hace 9 años?

      Seca esas lágrimas, deja que se te pegue algo de la locura de ésta tía Cuentista y disfrutad muchísimo.

      Os llamo dentro de un ratito, ¡¡cachis, con lo pequeña que soy debería ir en una maleta!!

      Eliminar
  5. Me ha emocionado el cuento de hoy, es un recuerdo muy bonito guardado en el bolsillo el tiempo perfecto.
    Felicidades a Laura y a sus padres.
    El cocinero novato os desea un feliz viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, anoche me enviaron fotos y están felices...

      ¡¡Tampoco sus padres se acordaban de esa noche!!

      Eliminar
  6. Le deseo a esa preciosa Minichef un ¡Feliz Cumpleaños! . Seguro que lo pasará muy bien en Disney , ¡Que mejor sitio para pasarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto Seoane, con sus padres y con sus princesas.... si me dan permiso pondré una entrada con alguna foto.

      Está desbordada de felicidad.

      Eliminar
  7. Ohh esa minicuentista tiene que estar disfrutando de lo lindo !!! Yo estuve hace dos años en Disney con mi hija (fue el regalo que su papi y yo la hicimos por su comunión), y disfrutamos las dos por igual, a las dos nos corrían lágrimas al pisar el parque por primera vez, era tan emocionante, así que ...celebrar allí su cumple tiene que ser la bomba !!!!

    Felicidades a Laura y felicidades, a tí por tus cuentos, tus historias y tus vivencias.

    Ahh y GRACIAS por tus lindas palabras en mi blog !!!

    Un besazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kris, sé que cuando mi pequeña minicuentista y sus padres vuelvan... abrirán la página y se sentirá querida por todos los que habéis leído el cuento.

      Ojalá pudiera estar yo allí para ver su carita, no sabía cual era su regalo y se encontró a las 6.30 de la mañana con una carta y la ropa de calle en lugar del uniforme del cole.... Un regalo precioso, un recuerdo para guardar en el bolsillo toda la vida.

      Eliminar
  8. Muchísimas felicidades a Laura!!!! y a la tía cuentista!!!! Un precioso recuerdo y un cuento muy tierno para el mejor de los cumpleaños!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa... están en París sin tarifa de datos.

      Cuando lleguen y vean todas éstas felicitaciones van a flipar. Más felicidad para mi pequeña Laura.

      Cuando empecé con el blog jamás imaginé que con recetas y cuentos se pudiera conseguir hilar la vida de personas de ésta manera.

      Me encanta. :))

      Eliminar
  9. Ya de vuelta. Muy contentos y muy tristes a la vez.
    Nos lo hemos pasado muy, muy, muy bien. Echando de menos esos platos tradicionales españoles de verrugato y mamonsillo chino.
    Ahora cuando la cuentista se acerque, hará que la vuelta a la rutina sea menos triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chivillo, no sé si he conseguido que sea menos triste... Yo me siento tan feliz viendo vuestras caritas y la sonrisa de Laura que mi rasero de la felicidad está trastocado.

      Eliminar
  10. Lo mas bonito es q detras de cada minicuentista existe una cuentista que sabe q stara hi para lo q necesite q seria de nosotras las madres sin las tias!! Guardar esos recuerdos para siempre. Seran los mas bonitos los pequeños detalles q os unen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alexandra.... Los guardo para siempre y Laura ha traído un diario (que no se puede leer) con recuerdos para contarme.

      Me ha prometido que va a leérmelo (las partes que se puedan) para escribir otro cuento. Eso se convertirá en otro momento para el bolsillo....

      Eliminar
  11. A mi siempre me habían dicho que las mejores esencias iban en tarros pequeños...(si, si, lo del veneno también...). Este minicuento es algo así; pequeño, pero precioso. Y que viva Mickey Mouse!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Iván.

      Al llegar a casa de mi pequeña Minicuentista yo traía el cuento impreso y plastificado para que lo pudiera guardar como recuerdo, la expresión de su cara al verlo se ha convertido en un recuerdo de bolsillo para mi.

      ¿Quién te ha contado que soy pequeña Iván? :P

      Eliminar
  12. Gracias a todos por las felicitaciones a mi pequeña, este será un cumpleaños que jamás olvidará, bueno, que ninguno olvidará. Gracias por ese minicuento cuentista.

    ResponderEliminar