jueves, 25 de septiembre de 2014

Érase una vez... Patatas de triple fritura


Bueno… puede parecer que unas patatas fritas no necesitan receta y que no son merecedoras de un cuento. Puede parecer que no tienen nada de especial.

Os equivocáis.

Érase una vez una joven Cuentista, que vivía en la tranquilidad de su Reino. La muy ilusa estaba convencida de que jamás tendría hijos porque su instinto maternal era completamente nulo, estaba atrofiado.

Tenía un dicho: Me considero una persona feliz y afortunada en la vida y aun así sufro y paso penas. No quiero tener un peque y que en el mejor de los casos y siendo tan afortunado como yo, tenga que pasar dolores, desamores y los sufrimientos inevitables que conlleva vivir… Hay que ser muy responsable y educar a un hijo es complicadísimo.

Era tan responsable  y madura que se creía sus palabras. Se sentía en posesión de la verdad.

Pero transcurrieron los años, muchos años que trajeron grandes cambios… el mayor de todos ellos fue que un día Ismael llegó a su Reino.

Y desde entonces su vida se convirtió en VIDA.

A partir de ese momento  su nombre dejó de ser Delia, pasó a llamarse mamá la mayor parte del tiempo. Y comprendió que durante muchos años había estado equivocada, porque tener y educar un hijo es muy complicado pero te llena como nada más puede hacerlo.

Mi pequeño cumple hoy siete alegres años, es pura vitalidad y energía desde que se levanta hasta que se duerme después de escuchar un cuento de su madre Cuentista. Sus cuentos favoritos según sus propias palabras son:  los de “la cabeza de mi mamá” o los de “la cabeza de la abuela Cuentacuentos”.

Si en algún momento he conseguido haceros reír con el blog o he conseguido rozar vuestro corazón con un cuento es por ese pequeño Minichef, porque gracias a él existe “Cuentos de sal y pimienta”. 

El blog de cocina estaba en mi mente, era el segundo que iba a abrir y no quería que pasara lo mismo que con el anterior… me apetecía que fuera algo más que escribir recetas. 
Buscaba una fórmula distinta, algo que me llevara a compartir trozos de la vida con los demás y un día me dijo:

     - Mami... ¿Quieres que te cuente el cuento que me ha enseñado la abuela?
     - Claro mi amor ¿Qué cuento te ha enseñado?
     - ¿Quieres que te cuente un cuento de sal y pimiento?

Cogí mi teléfono, abrí una nota que titulé BLOG DE COCINA  y escribí: “Cuentos de sal y pimienta” y supe que iba a escribir lo que mi hermano bautizó un día con el nombre de “Rececuentos”


Debajo escribí decenas de nombres más, pero no sirvió de nada… Ismael me dio mi VIDA y creó un espacio para que siguiera siendo Delia.

Las patatas que os traigo son muy especiales, lleva su tiempo prepararlas y puedo decir sin lugar a dudas que cuando se clavan los dientes y se oye el megacrujido... os parecerá que se merecen cada minuto invertido. 

La receta es del que seguramente sea mi cocinero favorito: Heston Blumenthal y llevan tres cocciones distintas: Primero se cuecen, luego se fríen en aceite a 130º y por último a 180º. 

Ingredientes:
Patatas.
Sal.
Agua.
Aceite de girasol.

Manos a la obra:
1. Pelar y cortar las patatas (no demasiado finas).
2. Meter 15 minutos las patatas en agua para que suelten el exceso de almidón.
3. Cocer las patatas en agua partiendo de agua fría. Cuando rompa a hervir, bajar la temperatura a fuego medio y dejar 20 minutos. Escurrir.
4. Meter las patatas en el congelador un mínimo de una hora.
5. Echar aceite en una sartén y freírlas durante 5 minutos a 130º. Con esta fritura moderada se forma la corteza pero la patata no se dora. Sacar las patatas.
6. Subir la temperatura del aceite a 180º y freír hasta que se doren. Echar sal y a disfrutar.

Moraleja: Sí, lo sé... tanta historia para preparar unas patatas fritas no está en vuestra mente. Yo pensaba lo mismo hasta que las probé.
Realmente no se tarda tanto tiempo, lo peor es la espera de congelado, podéis hacer una cantidad grande y dejarlas en el congelador para tirar de ellas cuando las queráis, os aseguro que jamás me he comido una patata frita más deliciosa.

Podéis preparar un corte de patatas extragrueso y ponerlas de guarnición con una carne, quedaréis como reyes, la patata queda cocida por dentro y muy crujiente y dorada por fuera.

El tema de las temperaturas... yo soy de las que tienen termómetro de cocina, pero una freidora os facilita la tarea. Si no tenéis ninguna de las dos cosas el "ojometro" también funciona. 
180º es más o menos la temperatura con la que solemos freír y 130º es caliente pero sin burbujear (me vais a linchar con esta receta... lo veo venir).

26 comentarios:

  1. Caramba!! triples felicitaciones!! la primera al pequeño rey de la casa por su cumple... la segunda, de nuevo al peque por tener una mami con tanta imaginación para sus cuentos... y la tercera... por ese pedazo de patatas fritas!!! ñam!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por triplicado Iván.

      Por la gloria de tu madre y de la mía (la Cuentacuentos) deja a un lado los monólogos, prepara las patatas y después vuelve al mundo del humor con el estómago lleno de ellas. El mundo te sonreirá y de eso se trata, ¿No?

      Eliminar
  2. ¿Ves venir el linchamiento?......
    Pero si estamos empezando temporada , así que estamos todos relajaditos.
    ¡¡MUCHAS FELICIDADES!! Al pequeño Minichef , y así es , pasamos directamente a ser madres de......
    Según iba leyendo , veía todo el arduo trabajo para este plato de alta cocina ....¡¿Patatas fritas?! ... Si tú dices que merecen la pena ...será así . Pero yo estoy extenuada de leer el trabajo que llevan. Yo uso habitualmente ese instrumento : El ojómetro..
    ¡Feliz comienzo de temporada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Seoane, tenía pensado que os respondiera el peque, pero hoy ha sido una tarde tremenda...

      Nos hemos ido en autobus al cine, hemos visto "Operación cacahuete" después de una hora jugando y saltando en las bolas y de ahí a cenar. Estamos molidos... mañana intentaré que os conteste a todos... se siente feliz sabiendo que se acuerdan de él en "el blog de su mamá"

      No hagas las patatas o te pasará lo mismo que a mí... una vez probadas no hay vuelta atrás. Las querrás comer más veces.

      No tienen nada que ver con el resto de las patatas fritas del mundo mundial.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias guapísima... por todo, por estar ahí siempre y aguantar mis chapas.

      ¿Te di una de "Cuentos..."? :P

      Eliminar
  4. Lo primero felicitar al Minichef!!!! Sé que disfrutáis cada día, pero hoy seguro que va a ser muy especial!!!
    Respecto a las patatas..... voy a llorar.... para una cosa que sé hacer ya me has complicado la vida jajajaja pero tiene buena pinta he de reconocerlo, así que lo intentaré (soy la antichef).
    Un besazo!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia y .... lo siento.... pero es que son la caña de España, parece mentira que unas patatas fritas puedan estar más ricas que el resto de las cosas que pongas en un plato.

      Pero así es.

      Gracias por todo, hoy ha sido un día increíble.

      Eliminar
  5. Por orden !!!

    Felicidades a Ismael por su cumple !!!

    Los niños son vida, yo sólo tengo una nena de 12 años, me hubiera gustado tener más pero ... la vida no está para formar una familia numerosa, así que mi VIDA es por y para mi Lucía. Así que ... estoy de acuerdo con cada una de las palabras que aparecen hoy en tu "cuento".

    Cuántas satisfacciones nos dan estos enanos ehh, bueno si algún disgusto también pero ... esos se olvida pronto.

    Vi en canal cocina este método para hacer patatas fritas y desde que lo vi lo tengo en mente, pero ... un día por otro y no veo el momento. A lo mejor algún día le hago un hueco a estas patatas que se ven extraordinarias.

    Ya tenía yo ganas de verte por aquí guapa !!!

    Un besote y a disfrutar del cumple de tu principito !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kris, anímate a prepararlas y te digo lo mismo que a los demás... olvídate de "Sólo las voy a preparar una vez"

      Lucía te quiere con absuluta locura...estoy segura... pero te adorará a partir de ese día :))

      Gracias por echarme de menos, es mutuo... mañana me pasaré por tu mundo, hoy necesito depositar mi cuerpo serrano en la cama después de este pedazo de día.

      Eliminar
  6. El cumple de Ismael Lagartija :-)
    No poder hacer el rececuento :-(
    Medir la temperatura del aceite :-D. A lo mejor uso el dedo y como patatas fritas con dedo frito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chivillo... no me digas eso...

      Te envío el termómetro para futuros usos y te doy una solución: Las patatas se las pueden comer Sonia y Laura y tú la proteína...

      ;P

      Eliminar
  7. Estimada Cuentista, me dirijo a usted para felicitarla por el cumpleaños del Minichef. Sí, felicitarla a usted, señora Cuentista, a la madre. Hasta que las criaturas cumplan los dieciocho siempre felicito a las madres, son las protas.

    Sé de buena tinta que es usted la mejor madre del mundo, es por ello que el Minichef es un retoño de siete años muy afortunado.

    Terminadas las felicitaciones, vamos a la receta.

    No le quepa ninguna duda de que voy a intentar hacer esas patatas fritas. No sé de dónde habrá sacado usted este método pero me suena a Heston, muy científico y pensado todo. A pesar de ser novato en el arte de la cocina, soy poseedor de termómetro de cocina; lo usaré. Lo usaré cuando le ponga pilas, se gastaron sin uso alguno.

    Ya le llegará foto del evento. Espero que mi retoño se relama con estas deliciosas patatas (presuntamente) ;P

    Un saludo afectuoso del cocinero novato que sabe hacer tarta de manzana.

    P.D.: Saludos a Pelusa, espero que no acabe en una paella...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado cocinero novato... ¿no ha leído el cuento?

      Dejo claro el origen de la receta y que es de mi cocinero favorito HESTON BLUMENTHAL, quiero recordar que trabaja usted en una óptica... me pongo a su disposición cuando quiera que un buen profesional revise sus ojitos.

      :P

      Y con respecto a Pelusa (un conej@ que se ha instalado en estos lares)... no acabará en una paella... pero acabará con mi espalda, Y LO HARÁ EN BREVE.

      Ponga una pila a ese termómetro y a los fogones, no sé qué habrá comido estas semanas, espero que haya practicado muuuuucho.

      Muchas gracias otra vez de parte del Minichef :)

      Eliminar
  8. Ufffff, demasiado trabajo, esperaré a que me las hagas tú, como el agua de tomate... Ah no espera, que no me la hiciste :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo el desamor...

      No te preparé el agua de tomate, cierto es.

      Pero a cambio te hice una gran conocedora del maravilloso mundo de los yogures bifidus desnatados naturales con avena.

      ¿Ya no recuerdas lo deliciosos que son para después de cenar? Ese maravilloso sabor a nada con virutas de madera...

      :P

      Eliminar
  9. Es verdad, que desagradecida soy. En momentos como este, me doy cuenta de lo mala persona que soy...:((

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero bueno chivalinda.... Es usted muy buena, aunque olvidadiza...

      Y no me extraña, yo también querría poder olvidar el yogur a la viruta de avena con aroma de nada :))

      Eliminar
  10. ¡cuanto tiempo sin leerte! felicidades por esos preciosos 7 años!
    A ver si me animo con estas patatas, pero me resultan más complicadas que las normales, aunque si dices que merecen la pena....

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Muchas gracias!!

    Sí... me he pasado unas semanas desaparecida porque no me daban las horas del día para estar a todo.

    Son complicadas, pero ayer las hizo una amigo y me comentó que (incluso con complicaciones...) el resultado merecía la pena.

    Si te animas... no olvides enviarme una foto (la de Javi ya la veréis, tienen mejor pinta que las mías) y os iré metiendo en "Todos escribimos cuentos..."

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Felicidades al hijo de mi cuentista favorita. Es increíble la velocidad a la que crecen los hijos, aprovecha todo lo que puedas y disfruta de la familia.
    Que rabia no haber podido felicitar al minichef el día de su cumpleaños, a este paso me voy a tener que cambiar de teléfono y comprar uno con internet.
    Voy a ver si me salen las patatas sin termómetro.
    Felicidades a toda la familia y muy especialmente al pequeño. El cuento es maravilloso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me había escapado este comentario Nando.

      Muchas gracias por la felicitación (aunque sea con muuuuucho retraso).

      Eres un solete.

      Eliminar
  13. Patatas hechas y conseguidas. Con termómetro, uno debe parecer profesional. Reconozco que nunca había probado unas patatas tan crujientes y ricas. Ahora no se si volverán a querer patatas fritas normales, menos mal que hice bastante cantidad y las tengo en el congelador.
    Mi hijo quiere darse de alta en el blog para poder escribir y deciros a todos lo orgulloso que se siente de ver lo que estoy logrando. He debido engordar 10 kilos, una parte por lo que cocino y otra parte por lo que me ha dicho mi hijo.
    Gracias a todos y sobre todo a tí cuentista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tu hijo se siente orgulloso... yo estoy que no quepo en mí misma.

      No conozco tu aspecto real, pero en mi cabeza me he creado una imagen y ya te veo en la cocina con el termómetro.

      Me alegra muchísimo que te hayan gustado, bueno... que os hayan gustado. Yo estoy deseando volver a comerlas, mis existencias congeladas ya se han terminado.

      :-(

      Si me pasas unas pocas... te doy recetas secretas...

      Un beso y gracias a ti por poner tanto empeño.

      Eliminar
  14. No he terminado de decir lo que quería, mi hijo quiere darse de alta y no encontramos el sitio. antes estaba en la parte de abajo del blog y ya no está.
    Supongo que como esto todavía no es lo mío me estoy confundiendo en algo, ¿que hacemos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ups. tienes razón.

      Lo he quitado... pero no necesita participar en el blog para escribir, creo que se puede sin estar dado de alta porque escriben personas que no lo están.

      Me parece que puedes comentar como anónimo o poner tu nombre en la parte de abajo, donde pone:

      Responder como:

      Que pruebe y me cuentas.

      Eliminar