viernes, 19 de junio de 2015

Érase una vez... Rollito de galletas.


Bueno, pues ya estamos a viernes y os traigo otro truco de "Abracadabra" para que podáis usarlo con las galletas de chocolate y menta del martes.

Érase una vez... un rollo de papel de cocina que estaba llegando a su fin. El cartón que sujeta el papel era consciente de que iba a terminar en la basura, doblado y roto... siempre ocurría lo mismo.

Hasta que un buen día nuestra Cuentista vio en internet una utilidad estupenda para que nuestro cartón nos echara una mano en la cocina.

¡Podía servir como molde de galletas! Ese cartón despechado y triste se iba a convertir en la mejor ayuda para conseguir galletas preciosamente redondas, a cortarlas con facilidad y a conservar la masa que nos sobra. 

Las masas de galletas suelen ser blandas y con el frío del frigorífico se endurecen, aprovechando esto debemos seguir unos pasitos muy sencillos y conseguiremos galletas preciosas sin apenas esfuerzo.

Primero y una vez terminada la masa, colocamos un papel film en la encimera y envolvemos la masa con él formando un rollito no demasiado grueso, pensad que hay que meterlo en el agujero del cartón por lo que deberemos tener en cuenta su diámetro.

Los extremos de papel film podemos enrollarlos como los de un caramelo para que no se escape la masa.

Después introducimos nuestro rollo envuelto en film en el agujero del cartón.

Para finalizar la tarea... metemos el rollo de pie en el frigorífico, yo lo suelo colocar en la puerta.

La masa al principio está blanda y se acopla al interior del tubo de cartón, formando galletas redonditas y lisas.

Con el frío del frigorífico se va endureciendo. Pasadas un par de horas tiramos de uno de los extremos del papel film y vamos sacando la masa y cortando rodajas que serán nuestras galletas. Listas para hornear.

Si nos sobra masa la dejamos dentro del tubo y la conservamos en el frigorífico o la congelamos para otro momento.

La primera vez que probé el sistema tenía serias dudas sobre el resultado, desde entonces no he vuelto a hacer galletas sin tubo de cartón, hago bastante masa y las horneo en dos o tres veces... de esa manera consigo galletas recién hechas, sin ablandarse y sin necesidad de buscar sitio para conservarlas.

Moraleja: El cachocartón de la foto ha quedado tan bonito con la cuerda anudada... que no podría tirarlo nunca jamás, había que buscar un uso para él y hay que reconocer que ayuda muchísimo desde entonces.

Y colorín, colorado... ésta receta se ha acabado.

17 comentarios:

  1. Fácil, ecológico y barato...lo tiene too!

    ResponderEliminar
  2. Fácil, ecológico y barato...lo tiene too!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-))

      Así es Daniel... No se puede pedir más a ese pobre rollo cuyo destino era tan malo!

      No imaginas lo orgulloso y feliz que se siente el mío :-)

      Para la foto posó orgulloso y feliz... la verdad es que se veía guapo y se nota que se sentía seguro se si mismo :-))

      Un besazo guapoooooo

      Eliminar
  3. No me queda claro cómo la masa se amolda al molde molón de cartón. Vamos a ver, la masa baja, luego se endurece (contradicción), la sacamos como una piedrecita, cortamos, se vuelve a reblandecer y ya la horneamos, ¿es eso?, ¿al bajar para amoldarse al molde molón no se arruga y descuajaringa el papel film? Porque ya lo veo venir...
    Yo me voy con mi pulpo a otra parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-o

      Eres físico, me consta. Pero no he entendido nada de lo que has dicho...

      Te recuerdo que soy la lela de la familia, el papel film queda terso sobre la masa, si haces el rollo del grosor de un cigarro te puede ocurrir eso.

      Se trata de hacerlo de un grosor parecido al del diámetro del agujero... Queremos galletas, no queremos caramelitos!

      La masa se amolda al interior del tubo, la mantequilla se endurece con el frío y te permite cortar las galletas estupendamente bien, las colocas sobre la bandeja del horno (yo pongo papel) y las horneas...

      No sé si me he explicado o la he liado más :-))

      Eliminar
  4. Hola, hola!! Por fin llega la bruja gamberra, sigo viva aunque no lo parezca.... jajaja, me parece una idea fantástica la de usar a modo de molde para galletas ese tubo de cartón, los míos no son tan anchos... vaya a saber señora Cuentista si compra rollos industriales, los míos... son de andar por casa ^_^, la teoría la veo bien explicada solo que yo en lugar de llevar el rollo de masa insertado de inmediato al frigorífico lo dejaría 15 minutos a temperatura ambiente para que la masa se adaptara a la cavidad interior del molde y pasado el tiempo lo llevaría a la nevera, a falta de rollo ancho.... usaré los envases de patatas Pringels que digo yo... cumplirán su función empleándolo para los mismos menesteres ¿no?.... :-), seguro que no se te había ocurrido.... *_^.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Voy a reconocer que mi rollo es de publicidad!!!

    Vienen con los carteles de escaparates y con los póster de publicidad o comprados :-)

    La idea del tubo de las Pringles me parece tremenda... Imaginación al poder.

    De eso se trata...

    En el fondo no eres nada bruja... Aportas muuuucho bueno :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que rollo de publicidad.... yo en un sin vivir mirando y remirando mi tubo de rollo de cocina comparándolo con el tuyo y resulta que la señora Cuentista utiliza otro tipo de rollo para sus menesteres galletiles....
      Mira que he dado margen de tiempo para volver a comentar.... y que ni tu ni Pablo os hayais percatado de mi gazapo intencionado.... (Pringels.... escríbase Pringles).... me da que pensar que estais perdiendo facultades por días..... :-))))))))))))))))

      Eliminar
    2. Yeah!!!!

      Y te envío a Ibiza todos los que quieras :-)

      Son duros, de un tamaño perfecto para galletear y con tapas si quieres ponerlas en los extremos :-))

      Te envío las que quieras cuando quieras!!

      Eliminar
    3. Que sepas que ésta conversación es pública, tengo numerosos testigos de tus palabras escritas y acabo de hacer una captura de pantalla para que no te eches para atrás a última hora :-))))))
      De momento... probaré con un bote de pringles y ya te cuento ^_^

      Eliminar
    4. Me reafirmo en mis palabras y de hecho, si quieres, te lo llevo a Ibiza en persona :-)))

      No me parece una mala forma de llevar el verano... Perdón!! Quería decir el molde de galletas!!!!

      ;-)

      Eliminar
    5. Sólo te dejaría venir porque sé me traerías el molde... :-)))))))

      Eliminar
    6. Hoy he conseguido otro de diámetro mayor!!

      Tamaño tortita de maíz.

      Estoy preparando una remesa a mi hermano porque viene dentro de poco...

      Solo tienes que pedirlo Ana!

      Eliminar
    7. Y enviarme la dirección por @ o por el messenger!!

      :-))

      Eliminar
    8. Tamaño torta de maíz??? Me interesa!!! Te la mando ahora!! :-)))))))

      Eliminar
  6. Bueno, truco utilizado y por eso he tardado en escribirte, me ha salido regular como has visto en la foto que te he enviado al correo electrónico porque utilicé un rollo de papel higiénico y tuve que hacerlo en varias maneras con el resto de la masa. Nos hemos reido mucho todos con mis peripecias y contando todo el lío.
    Las galletas están tan buenas que nos comimos todas las que has visto en la bandeja entre la tarde del sábado y ayer domingo, definitivamente voy a tener que preparar otra tanda para el viernes que viene.
    Muchas gracias y sigo a la espera de las de naranja, todos en casa estamos a la espera, ¡somos todos fans tuyos!
    Un abrazo muy grande, mañana es martes y ya estoy impaciente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las de naranja están en proceso Nando...

      El cartón del rollo de papel higiénico es muuuuuuy pequeño!!! No me extraña que hayas tenido que hacer lío para terminar con la masa. :-))

      Pero me parece perfecto para congelar varios trozos de masa y tener siempre galletas en el congelador... Ole por el cocinero aprendiz más aplicado del reino!!!

      Un beso gigante Nando.

      Eliminar