lunes, 7 de abril de 2014

Érase una vez... Alimentos de abril


Bueno, vamos a ver si consigo ir preparando una lista mensual con todo lo que nos podemos encontrar de temporada cada mes. Así tendremos una guía para ir al mercado y comprar bien. Una lista que podremos consultar siempre que queramos.

Abril nos trae uno de los mejores meses en variedad de todo el año, pescados de mar, verduras, hortalizas... el apogeo de la primavera nos llena de colores el mercado y las floristerías. Alto. Stop. La floristería estará llena de flores y de PLANTAS AROMÁTICAS.

Yo, que soy una valiente (o una ilusa) he decidido llenar mi pequeño balcón de macetereos con aromáticas, en la foto de la entrada podéis apreciar que mi perejil empieza a necesitar una poda, los ramajos largos que salen por arriba son del orégano que tapa la salvia, al tomillo, al tomillo limonero, y a la menta que se medio ve al fondo... tengo el balcón llenooooooo. 

Y me encanta. 

Cocinar y poder coger una ramita para añadirla a tu plato es una maravilla.

Érase una vez una ilusa cuentista que entre el trabajo, el niño, la casa, hacer la compra, cocinar, fotografiar,  escribir cuentos, el blog... apenas tenía tiempo para nada. Y entonces en un alarde de optimismo primaveral decidió llenar un balcón de plantas y añadir así otra tarea más a su loca vida.

Una mañana de la semana pasada, tomando el café mañanero de "despuésdedejaralosniñosenelcoleyantesdeentraratrabajar" con Patri y Selma, salió el tema de las plantas aromáticas. 
Selma trabaja en un centro de jardinería al que la Cuentista teme ir porque sería su ruina... y preguntó a la Cuentista que si cortaba y conservaba el perejil y las demás hierbas.
La listilla de la Cuentista contestó que sí, que cortaba las hierbas, las picaba una vez lavadas y las metía en bolsas pequeñitas en el congelador de las que iba tirando cuando era necesario. ¡¡Y NO SE PUEDE SER TAN LISTILLA!!

Selma contó que su abuela tenía un sistema muy bueno, que mantenía las hierbas perfectas porque no cogían agua al congelarse y después de escuchar su truco la Cuentista pidió permiso para escribirlo en el blog. 

Quiero compartirlo con todos por si queréis ponerlo en práctica, a mí me ha parecido estupendo. Muchas veces nos dan perejil en la pescadería y terminamos tirando una parte o compramos un ramillete de alguna hierba y al final se nos seca o estropea en el frigorífico.

En una cubitera echar chorritos de aceite a modo de cubitos de hielo.
Lavar las hierbas y secarlas bien.
Picar la hierba menudita y echar en cada uno de los huecos con aceite.
Remover un poco y congelar.
Al día siguiente podemos sacar los cubitos de aceite y meterlos en bolsas (etiquetadas si congelamos varias hierbas) para que ocupen menos espacio.

Cuando queramos preparar un sofrito o cocinar lo que sea, aprovecharemos el cubito de aceite con la hierba como base de la sartén/cazuela y añadimos más aceite si la receta lo requiere. 
Para nuestras vidas rápidas, también lo podemos hacer mezclando el perejil con ajo picado y así cuando queramos hacer un sofrito y vayamos con prisa podemos coger uno de nuestros cubitos de aceite con el ajo y el perejil y echarlo directo a la sartén. Sin ensuciar todos los días, sin peladuras de ajos voladoras que nunca caen dentro de la bolsa de la basura cuando tenemos prisa, cómodo y rápido.

¡Ojo! Hay que tener en cuenta que este truco no nos sirve para todo, por ejemplo... para el orégano que vayamos a usar en una pizza, porque no necesitamos echar aceite o para la hierbabuena de los mojitos (el mojito con aceite de oliva debe estar asqueroso).

Y ahora a lo que iba, no me extraña que me dedique a escribir "Cuentos" porque hablo y hablo sin cesar, (empiezo a compadecer a las personas que me rodean):

La lista de abril. 

Para dar ejemplo, las siguientes entradas van a ser de platos preparados con alimentos de temporada. 

De la frutería:                                                    Pescados de mar:
Aguacates                                                            Atún
Fresas y fresones                                               Bacaladitas
Limones                                                               Bacalao
Kiwis                                                                    Besugo
Manzanas                                                           Boquerón
Naranjas                                                             Caballa 
Peras de agua                                                     Cabracho
Piña                                                                       Congrio
Plátanos                                                               Gallo
Pomelos                                                                Fletán
Empiezan los nísperos                                     Jurel 
                                                                                Lenguado
De la verdulería:                                                Liba
Acelgas                                                                 Merluza
Ajetes                                                                   Mero 
Ajos                                                                       Palometa  
Alcachofas                                                          Pez espada
Apio                                                                      Rape
Brécol                                                                   Raya
Calabaza                                                             Tiburón
Cardo                                            
Cebolla                                                               Pescados de piscifactoría:
Cebolletas                                                          Rodaballo
Coles de bruselas                                              Salmón
Coliflor                                                               Trucha
Endivias
Espárragos de jardín                                      Pescados de río:
Espárragos trigueros                                     Anguila    
Espinacas                                                           Angula
Guisantes                                                          Carpa
Habas                                                                  Lamprea
Hinojo                                                                 Perca     
Judías verdes
Lechugas
Nabos
Pimientos verdes
Puerros
Remolacha
Repollo
Tomates
Zanahoria

12 comentarios:

  1. Estimada Cuentista:
    Me dirijo a usted en esta ocasión para comunicarle que:

    NOOOOO, ÉSTA VEZ NOOOOOO.

    No voy a picar como un tonto. No pienso ir al mercado y traer todos los pescados del mundo, noooo. Ya lo hice el mes pasado y sigo desayunando vereduras, pelín pochas, pero comestibles todavía.

    He descubierto la broma que trataba usted de gastar cuando estaba pasando la lista de los pescados a papel, para dirigirme corriendo al mercado. Tiburón dice, será cachonda!

    Soy novato en el arte de la cocina, pero no he picado! Tiburón! Tiburón!

    Un saludo afectuoso, señora cuentista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado novato:

      Pongo en su conocimiento (que aparentemente es... no quiero ser grosera, mejor me guardo la cantidad de conocimiento que le otorgo), como iba diciendo, pongo en su conocimiento que dentro de poco prepararemos una receta de cazón.

      El cazón es un escualo, lo que viene siendo un tiburón...

      Creo que las entradas con los alimentos de temporada son muy peligrosas para usted. Tal vez deba poner alguna etiqueta al respecto.

      Por otro lado y con respecto al tema de los ajos... me parece perfecto que ponga los ajos en la posición que quiera. En el centro, repartidos, desfilando, en masa... No quiero que sufra usted una apoplejía por culpa de unos ajos.

      Reciba un cordial saludo y por cierto, deje de desayunar "vereduras" ;))

      Eliminar
  2. Pues yo, si he de comer tiburón, que sea blanco, como los de las películas y la parte del hocico, que es la que más enseñan junto con la aleta. "Póngame usted cuarto de aleta de escualo níveo", le diré al pescadero, "y de la punta que le ha dado más el sol y sabe mejor".
    Lo de los cubitos de aceite con hierbas, aún siendo buena idea, está fuera de mis límites de esfuerzo compensado y, dada mi naturaleza, veo difícil ponerlo en práctica. Eso sin contar que en casa usamos perejil picado del de los botecitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que cuando vayas a la pescadería a pedir "cuarto de aleta de escualo níveo' tengas la delicadeza de hacerlo estando yo presente.

      No quiero perderme la cara con la que va a mirarte el susodicho :)

      Eliminar
  3. Pues a mí me encantan también las hierbas aromáticas , y he pensado muchas veces en plantar muchas como dices , pero para que se me mueran mejor no . Muy buen truco el de congelar en aceite , no lo sabía ,yo congelaba el perejil lavado y picadito en una bolsa y ya está.
    Muy útil la lista , tendré que consultarla a menudo.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate Seoane, ahora están estupendas de precio y trasplantarlas es una actividad preciosa para hacerla con los peques de la familia

      Aprenden una cosa más, ensucian todo de tierra y luego pueden coger los ramilletes para cocinar. Yo los pido y me traen lo que quieren....

      Me gusta que te parezca buena idea la lista, la iré haciendo con todos los meses para poder consultarla siempre que queramos. Se trabaja un año y se consulta todos

      Eliminar
  4. El cazón o tiburón vitamínico (Galeorhinus galeus) es una especie de elasmobranquio carcarriniforme de la familia Triakidae, ovovivipara, distribuida en aguas templadas de todos los océanos.[1]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mare.... Todo eso ha salido de tí chivilla?

      Pablo... Abandona ese cuerpo.

      Pasmá me has dejao, tú no vayas tampoco a comprar al mercado el cazón, que vaya Laura solita.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Cristalino, como las aguas del mar de aguas templadas en las que dices tú que está agustito el tiburón vitamínico ( ese no era súper ratón? Vitaminado y remineralizado)

      Eliminar
  6. :O No sé qué contestar, esto está pasando de castaño oscuro. Recordad que soy novato. ¿Es cierto lo del cazón? Todavía no se ha publicado la entrada y ya voy a tener pesadillas con ir a la pescadería o mejor dicho, a la tiburobería!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pasa por abrir la boca y decir "tiburón, tiburón" delante de Sonia. A ver si adivina cuál es su animal favorito....

      Eliminar