viernes, 25 de abril de 2014

Érase una vez... Ensalada de salmón con guacamole.



Érase una vez una Cuentista que hizo una promesa.

Prometió una receta para acompañar al guacamole y aquí no está lo prometido, su intención era preparar un delicioso salmón marinado en casa. Pero me he arrepentido. Creo que el salmón se merece una receta propia, no debe quedar como un simple acompañamiento. Debería haber hecho el salmón marinado solito consigo mismo y la ensalada como otro plato, para que pudierais ver cómo queda la pieza de pescado antes de trocearlo para la ensalada.

De manera que por primera vez, me voy a convertir en la villana del cuento, en la madrastra gamberra y voy a cambiarlo por un salmón ahumado ya preparadito y comprado envasado. Realmente antes de aprender a marinar en casa, yo preparaba la receta con salmón ahumado porque la textura y el sabor quedan bastante similares.

Pero mi parte buena piensa que una promesa incumplida no debe quedar sin castigo, por dos motivos: No poner la receta que quería y dejaros sin cuento. Me impongo un doble sistema de marinado que ya tengo en el frigorífico ahora mismo y la semana que viene podremos ver cómo quedan estas maravillosas recetas y que cada uno elija la opción que prefiera.

Ésta ensalada está para chuparse los dedos, la mamá Cuentacuentos cada vez que viene a casa se prepara un sándwich con ella y ya tiene su cena favorita servida. Los demás preferimos usar el tenedor…

De la despensa:



(Para cuatro personas)
Guacamole. (En el "manos a la obra" podéis pinchar el enlace que os llevará a la receta)
200gr. de salmón ahumado.
Una pizca de eneldo.
Dos cucharadas de vinagre balsámico.
Aceite de oliva virgen extra.

Manos a la obra:
1. Trocear el salmón en cuadraditos no muy grandes para que al mezclar encontremos pedazos en cada bocado.
2. Aliñar el salmón con el vinagre balsámico, el aceite y el eneldo. Conservar en el frigorífico como mínimo media hora para que los sabores se unan.
3. Preparar el guacamole. Reservar en el frigorífico hasta que la mezcla de salmón quede lista.
4. Colocar el guacamole en una fuente o plato y echar por encima los trocitos del salmón aliñado.
5. Disfrutar muchísimo de una ensalada deliciosa para compartir con amigos.

Moraleja: El salmón de la foto es el marinado en casa, por eso los trozos más grandes que se ven en la parte superior son más gruesos que los del salmón fileteado ahumado que solemos comprar envasado.

Y colorín, colorado.... ésta receta se ha acabado.

7 comentarios:

  1. Vaya lío de rececuento, estimada hermana. Debe ser por la hora, cercana a la siesta, pero ya no sé si el protagonista de la receta es el guacamole, el salmón ahumado, el salmón marinado, el salmón colorao, la madrastra de La Cenicienta o el tiburón de las pescaderías.
    Eso sí, la ensalada debe estar buena y pienso hacerla mañana. Me imagino el contraste de sabores, en esta hora cercana a la siesta, y se me hace la boca almohada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ensalada está buenísima, los protagonistas sois los que decidáis prepararla y disfrutarla ;))

      El protagonista inicial era el salmón marinado, pero al final no pudo ser porque lo corté sin fotografiar previamente.

      Es un plato a lo "Los vengadores" es decir... todos son protagonistas, cada uno elige el que prefiere, Ismael elige a Thor igual que tu querida esposa :))

      Te recomendaría buscar una cerveza "doble equis" para acompañar el plato y que fuera perfecto, pero seguramente te resultará más sencillo encontrar una "Sol" o una "Coronita", meterla al frigorífico y cuando esté bien fresquita tomarla con una rodajita de limón o lima dentro.

      Probablemente algunos mexicanos me matarían si leyeran eso, que me perdonen... es que soy toledana. Pero me presto a consejos y catas para saber valorar sus sabores.

      Eliminar
  2. Es una estupenda combinación , me hizo recordar una ensalada que hace un tiempo no hago porque cada vez que compró Granada me sale mala , no sé.
    La ensalada es muy sencilla pero nos gusta mucho:
    Kiwi,aguacate,salmón y granada
    Lo cortas todo en rodajas o rebanadas y pones fondo del plato las rodajas de kiwi , encima el aguacate en rebanadas , encima el salmón en lonchas (que sea "bueno") jaja , y por todo ello los granos de la granada , riegas con una rica vinagreta que prepares y listo . A la hora de coger se trata de pinchar un trozo de cada uno y todo junto a la vez , y experimentar la combinación de sabores .
    No sé si lo he explicado bien .
    Espero que sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te has explicado a las mil maravillas Seoane, me parece que esa ensalada va a tener que pasar por mi cocina... me imagino la mezcla de sabores y se me hace la boca agua.

      Ya tengo una receta tuya para publicar y la promesa de otra que verá la luz dentro de no demasiado tiempo. Ya se está fraguando.

      La combinación es buenísima... y si el salmón es marinado en casa se convierte en algo que quita el "sentío"

      Eliminar
  3. No la hice el día previsto, por el imprevisto del cilantro, pero la hice y está muy buena. A Laura no le gustó el salmón (ahumada) pero entra dentro de lo normal siendo una pequeñaja. Aún así, se comió casi toda su ración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como cuando marines tú el salmón a Laura le gusta más. Con Ismael me pasa lo mismo. El marinado casero queda muy bueno.

      Por cierto: ¿Salmón ahumado? o ¿Salmona ahumada?

      ¿Acaso nos encontramos ante un nuevo pescado de la lista de alimentos de mayo?

      Está muy feo, pero.... que dulce es la venganza...

      Eliminar
  4. Utilizaré el siguiente recurso para mi réplica :-P

    ResponderEliminar