miércoles, 23 de julio de 2014

Érase una vez... Agua de tomate


"Pica en la lengua mami".

Esas fueron las palabras que dijo el hijo de la Cuentista el día que el agua de tomate tocó su lengua por primera vez.

"Son las segundas mami".

Esas fueron las palabras que dijo el hijo de la Cuentista unos días después cuando colocó por orden de preferencias sus platos favoritos. Que son, en estricto orden de mejor a menos mejor:

Un plato de patatas fritas.
El agua de tomate.
Una bolsa de "fantasmicos".

Alguna vez nuestra Cuentista ha comentado lo absurdamente terca y cabezota que es.

Pues bien, el agua de tomate es una de las recetas que más quebrantos le ha costado, ha tenido que tirar de Pablo, Seoane y de todas las personas que conoce que tienen mucha conexión con la física y los experimentos. Y lo peor de todo es que se ha tenido que rendir. Ha conseguido hacer la receta de una manera fácil… pero no es la que quería.

Con el cambio hemos ganado todos, pero su tozudez y orgullo han perdido.

La primera vez que supo de la existencia de esta receta fue a través de los gemelos Torres y su curiosidad cocineril hizo que buscara medios para conseguir que saliera perfecta y de una manera fácil.

El agua de tomate es un jugo que se separa del zumo y de la pulpa de los tomates triturados. Contra todo pronóstico no es de color rojo, tiene un color parecido al cava, debe quedar transparente y sin turbiedades si está bien hecho.

Por algún motivo que nuestra Cuentista desconoce, este líquido tiene toda la potencia del sabor del tomate a lo grande, servido muy frío es un espectáculo para los sentidos.

Me siento absolutamente orgullosa de la cara que han puesto todos los que han probado la receta que traigo hoy. Algo tan sencillo como una sopa fría, casi incolora, con unos cuantos tomates sueltos consigue sorprender a todos los que la prueban.

Traigo una receta pija, elegante y fina…. He pelado los tomates cherry , los he vaciado y he preparado un relleno con cinco tipos distintos de aceitunas y si pones este plato en una cena dejas “pasmao” al más “pintao”.


De la despensa (para el agua de tomate): 
(Para que quede ½ litro)
1 kilo de tomates.
½ cucharada de sal.

Manos a la obra: 

1. Lavar los tomates.
2. Poner en un recipiente grande los tomates troceados (sin pelar) y la sal. Batir.
3. Pasar por un chino o un colador.
4. Colocar una tela en el colador e ir echando el batido de tomate, irá cayendo el agua sola. El zumo de tomate irá taponando la tela, por lo que cuando veáis que deja de caer el líquido
tendréis que quitarlo, enjuagarlo y continuar con el proceso.
La pulpa que va quedando en la tela es una crema de tomate limpia, sin pieles ni semillas, ir echándola en un bote y guardarla para sofritos, quedan deliciosos.
En lugar de tela se puede usar papel de cocina, pero lo tendréis que cambiar varias veces, yo he calculado siete u ocho, pero es muy limpio y se trabaja menos.

Receta de sopa de tomate con aceitunas rellenas.

De la despensa: 
Agua de tomate.
6 ó 7 tomates cherry por persona.
1 bote de aceitunas rellenas de anchoa pequeño.
5 ó 6 aceitunas de tres variedades que queráis (kimbos, manzanilla, negra, camporreal…)
Aceite.

Manos a la obra: 

1. Escurrir las aceitunas rellenas de anchoa y TODO el líquido del bote echarlo en el agua de tomate. Este paso es fundamental.
2. Picar todas las aceitunas (deshuesadas) y reservar.
3. Cortar la base de los tomates cherry. Pelarlos y vaciarlos con la punta de un cuchillo. No importa que quede carne (del tomate) dentro.
4. Rellenar los tomates con el picado de aceitunas.
5. Echar en un plato el agua de tomate, echar un chorrito de aceite y mezclar.
6. Colocar los tomates con la base hacia abajo para que no se caigan y para que no se vea el relleno.
7. Comer MUY FRÍO. Y disfrutad muchísimo.

Moraleja: Hay que probar la receta así, pero yo para el día a día… no relleno los tomates, ni los pelo. Preparo el agua con el líquido de las aceitunas (fundamental el agua de aceitunas), echo el aceite y tomates cherry cortados por la mitad. Delicioso y sencillo.

Sin más. Las aceitunas me las como mientras cocino con una cervecita fresca.

El agua de tomate se puede preparar y congelar en botes individuales para tener siempre en el congelador.

El sabor cambia muchísimo con la temperatura, por eso insisto tanto en servir muy frío.



31 comentarios:

  1. Estimada Cuentista, me dirijo a usted para decirle que ya echaba de menos receta nueva.

    El tomate me encanta y esto tiene que estar de muerte, así que sin más dilación en cuanto salga del zulo, perdón, del trabajo, me dispongo a comprar los ingredientes para conseguir probar lo que con tanto cariño nos trae.

    En alguna ocasión supongo que habré dicho que soy novato en el arte de la cocina; pues bien, en mi familia se mofan de mí.

    Hablo de cocina a todas horas y me recuerdan una vez en la que me preguntaron que si sabía cómo se hacía un cocido. Siempre la misma historia, estoy harto. Dije que primero se sofreía la cebolla. Me acompañará ese comentario hasta el fin de mis días.

    Pero el mofar se va a acabar, sí sí. La semana que viene les voy a preparar los tomates cherry rellenos de aceitunas tal y como usted nos los ha presentado, con el agua de tomate y MUY FRÍOS. Se van a *****, menos guasas, ¡ya está bien hombre ya!

    Lo que creo es que voy a tener que traerme los tomates al trabajo e ir rellenándolos (Nando, me he acordado de vos con esta palabra, saludos de novato a novato), porque a razón de 6 o 7 por persona, se me va la vida. Ya le contaré señora Cuentista.

    Reciba un cordial saludo del cocinero novato que sabe hacer tarta de manzana.

    P.D.: La fotografía perfecta, acorde con la receta, pija, elegante y fina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado cocinero novato... intento publicar dos veces por semana... pero el verano es complicado para el mundo blogueril.

      Trabajo, playa, familia y la Semana grande de Santander hace muuuuuuy difícil sentarse delante del ordenador.

      Agradezco que se haya dado cuenta.

      ¿Sofreír primero la cebolla? Diga de mi parte a su familia que cada cual deconstruye las recetas a su gusto.

      :P

      Y ya puestos... pida a esos incompresivos que rellenen tomates de castigo y así soluciona su falta de tiempo.

      Eliminar
    2. Y te seguirá acompañando, novato, por favor, ¿¡¡¡SOFREIR LA CEBOLLA PARA HACER UN COCIDO!!!? Que sepas que me ha dolido en el alma...

      Eliminar
    3. Señora Blázquez, siento mucho haber hecho daño en su alma. Seguro que duele, yo no lo puedo saber porque no tengo de eso.
      Pero es que nadie me cree, soy novato y era novato en el arte de la cocina cuando pronuncié aquellas palabras.
      Por otra parte creo sinceramente que debe estar bueno ;P

      Eliminar
    4. Cuando hagamos la cata de dátiles... te aconsejo que eches algo de protección contra los dardos.

      Te van a caer por todos lados.

      Eliminar
  2. Hecha, deliciosa, fácil, rápida, limpia, fresca.

    Ahora los detalles:
    No he tenido que cambiar la tela. Ha salido de medio kilo de tomates aproximadamente un vaso de agua de tomate, lo esperado según su receta.

    Lo he tomado frío, pero no muy frío. Exquisito. Ahora para cenar repetimos mi retoño y yo en el modo MUY FRÍO.

    Para la próxima voy a a añadir maíz y alcaparras. Estoy lanzado sí.

    ¡Prueben a hacerlo todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Oléeeeee mi novato!!

      Se nota que hace calor por aquellas tierras ilicitanas.

      Me alegra muchísimo que le haya gustado la receta. Si añade maíz y alcaparras le corto los dedos... NO DIGO MÁS.

      Hay que lanzarse con cordura, el maiz es dulce y las alcaparras muy potentes. Posiblemente esté bueno de sabor, pero eliminará lo bonito del agua de tomate: EL SABOR A TOMATE.

      Bonito, sólo maíz, un poquito de huevo cocido...

      Eliminar
    2. Sabía que me iba a caer la del pulpo con las alcaparrras, lo sabía.

      Estaba yo tan contento con el "ole mi novato" que cuando he leído "le corto los dedos" casi me da algo... (¡un ataque de risa!)

      El sabor del agua de tomate no lo puede empañar ni una bomba atómica, aún así, aprecio mucho a mis dedos. No lo haré.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
    3. Así me gusta. Nadie me hace caso a la primera.

      Eliminar
  3. Cuentista, tiene una pinta estupenda, pero no la voy a hacer, esperaré a que me la prepares tú y así me mimas un poco. Mientras disfrutaré de los tomates de la huerta de mi papá... ¡¡Que lástima y que disgusto más grande tengo!! Juasjuasjuas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pequeña gamberra... ya tengo los tomates comprados para tenerla lista para la semana que viene.

      Me consta que aunque no la prepares estos días y prefieras probarla la semana que viene cuando estés aquí... la prepararás cuando vuelvas.

      A tu pequeña le gusta muchísimo, hoy después de comer se ha tomado una tacita, así.. bebida... sin más...

      Eliminar
    2. Cuentista, ya llevo dos días aquí y del agua de tomate nada de nada.... No sé yo, pero a buen entendedor.....

      Eliminar
  4. Llevo varios días en Santander y aún no he probado más que una cucharadita del agua de tomate. Debe ser la esencia pura de la misma.
    Para aquellos que no lo sepáis y no lo hayáis deducido, la cuentista suele ir de un lado para otro como un pollo sin cabeza. Esta semana tenía previsto hacer unas 500 o 600 recetas. Llevo toda la semana oyendo: "eso lo hacemos mañana" y después "mañana hacemos eso" y cinco minutos más tarde "eso mañana hacemos". Naturalmente, al final hacemos lo que podemos.
    Eso sí, a mí el estrés plim.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gruñón. Mañana para comer te voy a poner medio litro.

      Sé que preparo muchas cosas... me consta. Pero es que tengo que aprovechar los paladares nuevos.

      No me tés ná.

      Eliminar
  5. Anoche lo preparé MUY FRÍO. Acompañé con un pan de ajo, el tomate sobrante del gua de tomate y jamón.
    Mi retoño dijo que fue la mejor cena de su vida. Aprovechó para decirme que la mejor comida para él es el arroz al horno. Lo tiene usted en el bote señora Cuentista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo de pequeño jugaba al "pito, pie, tute y guá" con canicas. Pero no sabe igual que el gua de tomate.
      Si esta tarde convencemos a los peques de no ir a la playa, podremos cocinar algo. El agua de tomate lo intentaré en mi semana de Rodríguez.

      Eliminar
    2. Me encanta saber que su pequeño retoño tiene como comida y cena favoritas dos de los platos de "Cuentos de sal y pimienta".

      Pero el mérito no es mío. El mérito es todo suyo, hay que tener mano buena mano en la cocina y me parece que de eso va usted muy bien servido.

      De un besito de mi parte a su retoño señor cocinero que sabe hacer GUA DE TOMATES CON ALCAPARRAS.

      ;P

      Eliminar
    3. ¿Cuántas "manos buenas manos" dice usted que se necesitan para hacer los platos de este maravilloso blog?

      Eliminar
    4. Impertinente cocinero novato... falta una ","

      Quería decir que hace falta tener mano, buena mano. Veo que tiene buena mano y muy mal lácteo.

      ;P

      Eliminar
    5. eñora uentista, debe sted ceptar la isma edicina.

      :)))))

      Eliminar
  6. Mañana es fiesta en Santander y no hay mercado en la plaza. Me voy a ir por la tarde a comprar unos tomates de Galizano para poder preparar lo que parece que es una maravilla de receta.
    Me gustan mucho los tomates y parece ser bastante fácil preparar el agua de tomate ¿como soy novato debería decir gua?
    Voy a intentar rellenar tomatitos pero con las manos que tengo estoy lleno de dudas. Llevo cinco morcillas en cada mano.
    En cuanto lo prepare, hago foto, envío a la cuentista la obra y os escribo los resultados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nando, en el mercado del sábado tienes tomates maduros en la plaza y quedan tremendos para el agua de tomate.

      Si lo necesitas te paso por mail el sitio en el que los cojo yo, también son de Galizano y cuestan la mitad o menos de la mitad.

      Intenta rellenar los tomatitos por lo menos una vez, reconozco que es un trabajo de chinos, pero queda una ensalada riquísima, para la próxima vez te dejaré que eches los tomates sin más.

      :-)

      Espero la foto, sé que lo conseguirás a la primera. Y si no es así pues a la segunda o a la tercera...

      Eliminar
  7. He olvidado preguntar si puedo utilizar cualquier tipo de trapo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo.

      Lo ideal es un trapo de hilo blanco, tipo sábana de "toda la vida", es importantísimo que se haya lavado SOLO CON AGUA.

      Por experiencia te lo digo, el otro día tuve que tirar medio litro porque aunque había enjuagado el trapo... sabía a suavizante.

      Hoy he hecho más y lo he filtrado con papel de cocina, solo he usado tres cuadraditos de papel de cocina. Limpio y sin riesgo de sabor a detergentes varios.

      Eliminar
  8. Estimados ectores de uentos de al y imienta. Me dirijo a stedes para ontarles que hoy a ediodía he usado el omate que obró anoche (sí, el del gua de omate) para hacer un ofrito.
    He de ecir que está muy ico, ucho más que el omprado de ote. Es por ello que ecomiendo hacer uchas eces (sin achondeítos) gua de omate, ya que se provecha odo, odo y odo.

    ResponderEliminar
  9. Con esta receta no se si me animaré, me parece muy laboriosa, no se si tendré paciencia para colar gota a gota el caldo, ¿tarda mucho tiempo en filtrarse todo el caldo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se tarda nada, a lo sumo 10 minutos.

      Anímate, es deliciosa y además es fresca y sana!

      Eliminar
  10. Ya te había leído pero finalmente puedo contestarte con calma , andaba perdida por estos lares , y además el chiquillo me ha llegado del campamento con una maleta llena de ropa por lavar¡Con mil manchas! Qué horror!. Pero sé lo ha pasado genial que es lo que cuenta y ahora su madre se deja la piel frotando las manchas .
    La foto transmite perfectamente lo que es esta agua de tomate , ¡La esencia de lo puro y lo divino!. A mí me encanta ,¡Me chifla! . Y claro , lo bueno viene en pequeñas dosis , en frasco chiquito(como dice el refrán) , así se disfruta mejor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Frotando? Estoy segura de que puedes pensar en uno de tus experimentos para olvidarte de frotar....

      Yo también ando liadísima...

      Con la familia en casa.... Me tira más estar comiéndome un helado o en la playa con los peques que sentarme con el bochorno delante del ordenador.

      ;p

      Eliminar
  11. Hummmmm, que rica está el agua de tomateeeee!!!! Ah no, espera, lo que yo he bebido en Santander es agua mineral.... ¡¡¡PORQUE LO QUE ES AGUA DE TOMATE NADA DE NADA!!! Lo sabía cuentista, lo sabía. Como se suele decir, mucho lirili y poco lerele :P

    ResponderEliminar