martes, 30 de junio de 2015

Érase una vez....Paté del mar.



Érase una vez un espejo… En un lado estaba la Cuentista y en el otro…

Un óptico que conoció a una sagitario en su lugar de trabajo y que un buen día decidieron coger sus vidas y llevarlas a Cantabria. Allí se casaron y tuvieron un hijo revoltoso y pizpireta. Diego, Rocío y Rubén… el óptico, la sagitario y el pequeño.

Hay días difíciles cuando te alejas de los tuyos y dejas el reino de tu niñez a muchísimos kilómetros de distancia… hay días que necesitas a alguien que te cuide, que sepa mimarte y pueda sujetar tu caída.

Hay días que te sientes desamparado.

Ya sabéis que nuestra Cuentista cree a pies juntillas que cocinar es una muestra de amor, requiere pensar qué preparar, buscar los ingredientes, preparar la receta y esperar con ilusión que guste… Pues bien, hoy trae una receta que prepara muchísimas veces y que en una ocasión preparó para Rocío. Desde entonces cada vez que hace este paté se acuerda de ella.

Rocío se puso malita, descubrieron que tenía una anemia tremenda y necesitaba hierro a toneladas. La Cuentista recordó una receta que no se puede comer en zonas con imán porque tiene tanto hierro que se quedaría pegado magnéticamente.

Sabedora de lo mucho que se necesita el cariño, los abrazos y el mimoseo cuando uno está malito y sabedora también de que al igual que ella la familia espejo no tenía a nadie cerca… antes de llegar a casa se pasó por una tienda para comprar los pocos ingredientes que se necesitan para ésta deliciosa y ferrosa receta. Quería prepararla para Rocío.

Pocos ingredientes son necesarios para demostrar a una persona que la quieres, bastan tres latas de pescado en conserva, un bote de cristal para guardar el resultado y muchísimo cariño para prepararlo.

Si tenéis el hierro bajo debéis probar ésta pócima sanadora y si tenéis el hierro alto debéis probar ésta pócima deliciosa. Es una receta mágica porque cura el cuerpo y alegra el paladar.

De la despensa:

(para compartir varios enfermos y sanos)
1 lata de sardinillas en tomate.
1 lata de mejillones en escabeche.
2 latitas de atún en aceite de las redondas.
1 cucharadita de mantequilla.
Unas gotas de tabasco.

Manos a la obra:
1. Echar todos los ingredientes en un vaso de batidora, sin escurrir.
2. Batir todo muy bien durante unos 3 minutos hasta que se forme una crema muy untuosa.
3. Meter en un bote de cristal y regalarlo/disfrutarlo con muchísimo amor.

Moraleja: Sé que el Reino está lleno de ojos que observan con atención... pero por si no os habéis dado cuenta, en el paté de la foto hay unos deliciosos grissini caseros. Todo junto está delicioso y son dos recetas tan rápidas que las podéis preparar y disfrutar en media hora... 

La semana que viene los preparamos juntos.

Y colorín, colorado... ésta receta se ha acabado.

17 comentarios:

  1. Oye, pues que rico, no? No se me ocurre ninguna manera de piciarla al elaborar la receta de lo fácil que parece. Una duda, el atún es natural o en aceite?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuuuucho Daniel...

      ¡Está buenísimo y es muy sencillo!

      Hace años que preparo ésta receta y es sin la menor duda la que más regalo. He perdido la cuenta de las anemias que he intentado mejorar :-))

      Está muy bueno y encima te pone bueno. ¿Quién da más?

      El atún es en aceite Daniel, lo voy a especificar ahora mismo en los ingredientes.

      Muchas gracias guapooooooooo!!

      Eliminar
  2. Sé de lo que hablas, Milady Ana es y será por siempre castellana de pura cepa, añora hasta el calorazo de agosto (bueno, eso igual no tanto) y lo mismo me pasaría a mí si me alejara de mi norte y de los míos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo añoro mucho el olor a lluvia...

      Parece mentira que en una tierra tan lluviosa como ésta, haya pronunciado esas palabras :-))

      Aquí llueve tanto que la tierra no huele a lluvia y cada vez que cruzo el puerto de "El Escudo" y llueve... Bajo las ventanillas para llevarme dentro todo el olor posible.

      Me he puesto tontona al recordarlo...

      Eliminar
  3. Buenos días!! La receta me parece estupenda!! Perfecta para tener almacenados en la despensa los ingredientes principales para visitas inesperadas, ésta pasa a mi lista personal de recetas :-), tengo una consulta.... ¿se tienen que echar los líquidos que contienen las latas o se deben escurrir previamente?.... ¿se puede preparar el día anterior y dejarlo en la nevera o mejor prepararlo el mismo día?..... si se decide hacer la receta para un regalo...¿cuantos días se conserva en la nevera?.....
    Ésta receta debería incluir la receta de los grissinis... eso de dejarnos con la incertidumbre no está nada bien.... :-)))))))))))
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja Ana!!!

      Se echan los líquidos también, es tan sencilla que no hace falta ni molestarse en escurrir.

      La puedes preparar perfectamente el día anterior y guardarla en el frigorífico. De hecho está más rica fresquita!!

      Te dura perfectamente una semana en bote de cristal con tapa y en frigorífico.

      ¡¡¡Te va a encantar!!!

      Los grissini para la semana que viene sí o sí... Pero es una receta muy sencilla y queda genial con los pâtés :-)

      Un besazo!

      Eliminar
    2. Gracias por las aclaraciones Delia!! Tengo curiosidad por ver la receta de los grissinis, cuando publiques los tuyos.... publicaré los míos :-))))
      Un besote!!

      Eliminar
    3. Pues ve preparando la entrada, el martes los publico y así tenemos varias opciones para probar!!!!

      Espero que los tuyos no sea. Con fussioncook porque te veo capaz!!!

      :-)))

      Eliminar
    4. Porque no me cabe el molde dentro, sino..... sería capaz.... :-))))))))

      Eliminar
  4. Ana, Daniel... cambios realizados.

    Ya he especificado que es atún en aceite y que aprovechemos los jugos de la conserva.

    Gracias a los dos.

    ResponderEliminar
  5. Pâté supongo que será francés, es que no hablo mucho extranjero en general.
    Interesante la puntuación previa a fussioncook (chachicook a mí me gusta más).

    Dicho esto, dado que esta receta parece ser PP (corrígeme si me equivoco), voy a poder alternarla con la chaca en mis lunes, como guarnición en algunos menús. Fácil y rápida y con aspecto de muy rica.

    El olor a lluvia, a suelo mojado cuando llueve sobre un suelo muy seco, debería poder embotellarse, ¿no crees?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es PP... Sí señor!

      Tal vez no lo recuerdes pero lo has probado porque se lo he hecho a Sonia por la anemia :-)))

      ¡Y os gustó mucho!

      Y si se pudiera embotellar ese olor... yo siempre olería así. Abrir las ventanillas del coche y sentirlo en las rectas que llevan al pueblo de papá es uno de mis mejores recuerdos.

      Me encanta chachicook. Ana es capaz de preparar chirimoyas frescas en ese aparato utilizando naranjas como ingrediente :-)))

      Eliminar
    2. Jajaja... es imposible no reirse con vosotros, el mundo chachicook es tan divertido que con un poco de imaginación es posible sacar cualquier cosa de ella, incluídas unas chirimoyas anaranjadas :-))))

      Eliminar
  6. Me han escondido hasta el tabasco :-( En su lugar he comprado, y cito textualmente: chipotle hot sauce medium, marca Heinz. Un despropósito esto de los ingredientes.
    En fin, cuando bajemos de los 6000 grados me pongo a hacerlo. Pueden que sean las 2 de la mañana.
    Lo de las latas de atún redondas espero que sean las típicas tipo Mercadona, he visto otras redondas Ortiz mucho más grandes y la de la foto que has puesto es, agárrate, Ortiz.

    Me estoy estresssando. ¡Gollum, gollum!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 6000 grados?

      No te lo vas a creer pero yo acabo de quitar una chaqueta a mamá... Hace tanto frío que se necesita forro polar :-/

      Y sí, has acertado. Dos latitas de las pequeñas de andar por casa.

      Eliminar
  7. Por cierto, lo de las latas se soluciona poniendo, oh sorpresa, el peso. Menos ambiguo que la forma, digo yo. Gotitas, cucharadita, lata redonda, lata de mejillones... Todo muy bien definido.

    ¡Gollum, gollum!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... Pero te lo pondría muy fácil y a ti en el fondo te gustan las complicaciones

      :-)). Lo sé

      Eliminar