miércoles, 22 de octubre de 2014

Érase una vez... Supergalleta gigante.


Érase una vez una galleta súper gigante que buscaba un dueño…

Era un dulce muy exigente y necesitaba a alguien especial. Desde siempre había pensado que no servía cualquier persona, por lo que durante mucho tiempo buscó y buscó y nada encontró.

Hasta que un buen día, a finales de octubre, se encontró con una galleta de JackSkellinton. Por lo visto, a principios de noviembre muchas personas celebran una fiesta que se llama Halloween y en las casas se preparan galletas terroríficas, por lo que Jack había salido de paseo.

Hablando con esa terrorífica galleta… se enteró de que existe un Reino de cuentos en el que vive una Cuentista que, aunque no celebra Halloween, conoce muchos seres y personajes mágicos. Por lo visto vive en un reino repleto de hadas, ogros y elfos. La galleta Skellington le dijo:

-          ¿Por qué no te acercas a hablar con la Cuentista? Seguramente ella conozca algún personaje que sea adecuado para tu tamaño…

Ni corta ni perezosa y pensando que era una idea estupenda, se puso en contacto con ella. La Cuentista no tuvo que perder tiempo pensando en la persona adecuada, sabía quién era la dueña perfecta para esa galleta súper gigante. María.

María cumplía los requisitos necesarios porque era Súper y Gigante. Exactamente igual que la galleta.

SÚPER amiga del hijo de la Cuentista y GIGANTE de corazón.

Hoy cumple siete maravillosos años, de los cuales cuatro nos ha permitido disfrutar de su anarquía. María es una personita divertida, con una ideología muy personal y una forma de ver la vida fuera de lo habitual, lleva el mundo por montera.

Felicidades María… ¡¡Gracias por acordarte y darme tu invitación para ir a jugar al Divertipark con vosotros!!


De la despensa:


250 gr. de galletas tipo digestive.
175 gr. de mantequilla derretida.
2 cucharadas de cacao en polvo (opcional).
2 ó 3 cucharadas de arándanos deshidratados. 
100 gr. de chocolate negro, yo lo uso en perlas.
Leche condensada. (cantidad al gusto)
Mermelada de limón. (cantidad al gusto)

Manos a la obra:
1. Meter las galletas en una bolsa con autocierre y pasar un rodillo o una botella de cristal por encima para desmenuzarlas. (También se puede hacer a mano).
2. Echar las dos cucharadas de cacao en la mantequilla derretida, mezclar y añadir las galletas molidas integrando bien todo.
3. Forrar la base de un molde redondo (lo ideal es que sea de base desmontable) con papel de horno. Echar la mezcla de galletas y mantequilla. Aplastar bien para compactar la masa con una cuchara o con las manos humedecidas.
4. Trocear el chocolate “groseramente”. Echar los arándanos y los trocitos de chocolate repartidos por la galleta.
5. Con una cuchara coger leche condensada y dibujar líneas, zig zag... sobre la galleta (desaparecen con el horneado)
6. Colocar “pegotitos” del tamaño de una alubia con la mermelada de limón repartidos por la galleta.
7. Meter en el horno precalentado a 160º durante 20-25  minutos.

Dejar enfriar y a disfrutar de una deliciosa galleta gigante que busca personas que sepan ser súper amig@s y tengan un corazón gigante. ¿Eres tú uno de ellos?

Moraleja: Es una receta tan sencilla que la pueden hacer los peques de la casa. La mezcla de la dulce leche condensada, la ácidez del limón y el arándano, el amargor del chocolate… Os encantará.
Podéis trocear algún fruto seco y añadirlo antes de hornear y queda deliciosa, las almendras quedan increíblemente buenas.

También podéis romper la galleta en trozos grandes y desiguales… colocáis unas cucharadas de yogur griego (o helado) y os sirve como un postre fácil y resultón.


21 comentarios:

  1. Que ganas me han entrado de comer galletas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normal!!!

      Menuda pinta tiene en la foto.... Me gustaría que pudieras verla en su tamaño real. Grande, crujiente y riquísima!!!!!!

      Felicidades también en tu casa. Hoy también estás tú de cumple.

      :-))

      Eliminar
    2. Mi familia es tan grande que siempre estamos celebrando el cumpleaños de alguien :)

      Eliminar
    3. Entonces son la familia perfecta para nuestro Reino :-))

      Y si se parecen a ti..... ¡¡Somos unos suertudos!!

      Eliminar
    4. Algun que otro troll tenemos tenemos por ahi... :P

      Eliminar
    5. Con esa cara de felicidad que tenéis siempre los dos... permíteme que lo dude.

      En esa familia no puede haber trolls

      :-))

      Eliminar
  2. Vaya vaya con la GALLETITA!!!! .Tan grande como la blogera,esta chavalina no deja de sorprenderme entre los cuentos y las recetas pedazo imaginación que tienes y encima siempre dando en el clavo...gracias por dedicarle a María un espacio en este sitio magicooooooo,ya sabes que te queremos mucho,luego le enseñare tu cuento a la marigalletas y cuando tengamos tiempo prometo hacer su supereceta.Esta blogera os digo que no es de este planeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me vas a perdonar "materia lista".... La que no es de este planeta es tu maravillosa hija.

      Y me temo que se parece a ti.

      Me alegra que te guste el cuento, la galleta te va a encantar!!

      Un beso gigaaaaaaaaante... Como María y la galleta

      Eliminar
    2. De tal pala (y no es errata), tal astilla. La descripción de la cuentista es muy acertada. Anarquía, sí señor, en el clavo has dado.

      Eliminar
  3. Qué rica se ve la galleta gigante, cuantas cosa lleva tan ricas. Seguro que a María le encanto, no solo la galleta, sino este cuento tan genial que te has inventado.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Gracias guapa.... Se ve y sabe!!

    Es una receta facilísima y queda increíble!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. En marzo o abril. Para la primavera ya podré proceder. Voy tardar semanas en ponerme al día.
    En fin, groseramente pregunto si son fáciles de encontrar los arándanos y la mermelada de limón, si pegotito es una palabra apropiada en un blog de cocina y, si la leche condensada va a desaparecer, se pueden sustituir los zig zags por zag zigs.

    ResponderEliminar
  6. Vamos a ver chivolindo... Puedes cocinar para tus chicas....

    Con respecto a tus groserías, te diré que los arándanos se encuentran sin problema, la mermelada de limón puede sustituirse por una de otro sabor y "pegotito" es una palabra taaaaaaaaan bonita que se perdona todo.

    ¿No te parece tierna? Prueba a pronunciarla en voz alta.....

    ;-)

    ResponderEliminar
  7. A la galletita anárquica le gustó muchissssimo el cuento.....y ahora que la respondemos a la bloggera maría? Que gracias y un besito,ya sabes cosas de niños algo asi como zag zigs......anda que le manda galletas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Servidor no manda nada, pero reparte galletas si es menester.
      Interprétense los juegos de palabras, que estoy inspirado.

      Eliminar
    2. Me alegro muchísimo Patri, esa pequeña es un tesorito.... Ojalá cuando sea más mayor pueda leerlo y recordar su séptimo cumpleaños....

      Y ahora, prudentemente.... Voy a alejarme de ésta conversación por si alguna galleta de las que van y vienen me cae a mí!!!!!

      Os quiero mucho a los dos....

      Eliminar
  8. No coment....zags zig zags,anda como el zorro!bueno perdón la galletita esa con antifaz.

    ResponderEliminar
  9. Felicidades a esa niña que ha conseguido que la cuentista nos traiga esta receta tan fácil y rica.
    Ya la he preparado aunque he cambiado las galletas digestive por unas napolitanas que tenía en casa, por que las napolitanas me gustan mucho y siempre tengo. Me ha quedado buenísima, buensísima, buenísima.
    Tengo un recado para Pablo, la mermelada de limón no sueles encontrarla facilmente, en Santander tenemos la suerte de tener un fabricante de mermeladas estupendo en Selaya que distribuye a las fruterías y yo tengo una debajo de casa que tiene sabores de todos los que te puedas imaginar. Si tu hermana no te lo consigue, lo hago yo y así colaboro y siento que devuelvo parte de todo lo que me estais dando.
    Gracias a todos y felicidades otra vez a la súper amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nando...

      Definitivamente te has convertido en el éxito de la temporada!!

      No sólo preparas las recetas, además te atreves a hacer cambios... las galletas napolitanas tienen que quedar estupendas a la fuerza porque tienen canela y a mi paladar "cabecil" le pega el sabor.

      Supongo que estará más dulce que la mía porque también tienen más azúcar... pero creo que yo también me voy a animar a probar con ellas. Me encantan desde pequeña. Las napolitanas y los bocaditos de limón eran las galletas que comíamos en casa (sin contar unas que ya veréis dentro de poco)

      Un beso enoooooorme, Gracias por cocinar y compartir... me arrancas sonrisas.

      Eliminar
  10. Ohhh que super galleta le has preparado a María, no será que la quieres por nuera ??? jajajaja

    Seguro que está deliciosa y si María le hincó el diente seguro que se puso muy contenta !!!

    Feliz cumpleaños , espero que lo paséis todos muy bien en el Divertipark !!!

    Lo de la galleta rota y servir con helado o yogurt me mola muchooo

    Besotes guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cris....

      La quiero por nuera, por amiga, por semisobrina, por lo que sea.... El caso es que la quiero en mi vida!!

      Con yogur griego está ESPECTACULAR, se queda pequeña

      :-)

      Un besooooooo

      Eliminar